Sáb. Dic 3rd, 2022

San José, Costa Rica. El fin de año está a la vuelta de la esquina y con ello, los exámenes y trabajos finales para concluir el año escolar, por ello, es necesario ayudar a los niños y jóvenes a hacer un cierre exitoso.

Ante este panorama, la doctora en Educación del Saint Gregory School, Rosi Brenes, ofrece 10 estrategias fundamentales para que los padres puedan apoyar a sus hijos en este cierre de ciclo escolar:

  1. La organización es la clave, no dejar las cosas a medias: los padres tienen la labor de supervisar a sus hijos para que cumplan con la entrega de tareas y trabajos, e incluso que devuelvan los libros a la biblioteca, debido a que este hábito impactará directamente en los valores de la responsabilidad y la honradez.
  2. Saber aceptar y perdonar: si hay alguna materia que se le dificulta a su hijo, la recriminación no es la mejor opción. Se deben buscar alternativas como apoyo profesional, más horas de estudio y esquemas de aprendizaje más sencillos.
  3. Revisar logros: antes de que se termine el curso escolar, se deben revisar todos los logros que han conseguido sus hijos este año, para reforzar aquellas aptitudes y trabajar las áreas de oportunidad. Al hacer esto, se pueden descubrir talentos que eventualmente podrían guiar su inclinación por una carrera universitaria o una disciplina de alto rendimiento.
  4. Comunicación con el cuerpo docente: esto es vital y no solo al final del curso. La información que le puede ofrecer el profesor es imprescindible para saber cómo se encuentran sus hijos, qué dificultades han tenido y cómo se les puede ayudar.
  5. Crear un horario: establecer horas para estudiar, ejercitarse, distraerse y hasta comer les permitirá a sus hijos tener un orden en todas sus actividades.
  6. Estrés fuera: el estrés no es el mejor compañero a esta altura del año, ya que puede afectar la concentración e incluso la salud del niño o el joven. Ante este punto, se deben buscar espacios de relajación o esparcimiento.
  7. Descanso: dormir es vital, los niños y jóvenes requieren de al menos ocho horas diarias para poder funcionar de manera adecuada en todas las actividades que se presenten durante el día.
  8. Practicar algún deporte: salir a correr, hacer yoga o realizar alguna disciplina ayuda a despejar la mente durante unas horas. La Organización Mundial de la Salud recomienda ejercitarse, al menos, una hora diaria. Por ejemplo, en Saint Gregory School, se creó la metodología A.D.A. Plus, la cual integra con énfasis la academia, el deporte, el arte, el desarrollo social y la recreación, colaborando así en la formación integral de los estudiantes.
  9. Apoye a sus hijos: motívelos con palabras, ya que es la clave del aprendizaje, en edades tempranas e incluso colegiales, les ayuda en su autoestima y valoración propia. Dígales frases como: ´estoy seguro de que puedes lograrlo´, ´te felicito´, ´sigue así´, ´estás mejorando cada día´, e incluso si hay algún tropiezo en el camino se puede reforzar con, ´debes esforzarte un poco más, pero estoy seguro de que podrás lograrlo porque ya lo has hecho antes´.
  10. Haga planes de vacaciones: otra manera de acabar bien el curso es hablando y planificando el verano. Se puede consultar si desean hacer alguna actividad específica o conocer un lugar nuevo. Estos espacios les permitirá disfrutar de alguna afición o de compartir tiempo en familia.

Según, Brenes, lo que ocurre en las últimas semanas lectivas tendrá un impacto sobre cómo se manejarán los niños y jóvenes de cara a la vuelta del próximo año. Es vital que acaben con entusiasmo, valorando cómo se sienten respecto a los demás y hacia sí mismos.

Ilustrativa

By Alexander Brenes A

12 años de experiencia dedicado a medios de prensa nacional,Presidente de la Fundación de Medios REDMAI,egresado del Ina en Marketing Digital,Comunity Manager,Actualmente estudiando periodismo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!