Mar. Nov 29th, 2022

Ella es vida, sacrificio, generosidad, ternura, amor incondicional, protección, la que da ese beso mágico para aliviar un “ayayay”, la doctora que amorosamente se desvela en la enfermedad, la maestra que te ayuda en el estudio y da su vida porque sus hijos estén bien.

Ser madre es la actividad más difícil que hay.   Algunas trabajan muchas horas fuera y, al llegar a casa, continúan trabajando arduamente en los quehaceres domésticos y guiando también a sus hijos en las actividades escolares.  Si bien es cierto, toda esa cotidiana dinámica, aunque invaluable, las llena a veces de un sentido de culpabilidad, al creer que no le están dedicando suficiente tiempo a sus hijos.  Típicamente, ellas casi no se dedican tiempo a sí mismas, porque primero son los demás.

Es posible que en este mes muchas personas tengan el privilegio de celebrar con sus madres y abuelitas, pero otros sentirán su ausencia, sobre todo, si su partida se dio recientemente.

Definitivamente perder a un ser querido representa un gran desequilibrio emocional.  Es por ello por lo que los profesionales en psicología recomiendan llevar los procesos de duelo en una forma adecuada.

“Al celebrarse este tipo de fechas como el Día de la Madre, es casi un hecho que nos evocan los momentos especiales vividos y eso, puede generar una intensificación en el dolor o en los estados emocionales de las personas, más cuando la pérdida está tan cercana a esta fecha”, explicó Álvaro Solano, director de Psicología de la Universidad Fidélitas, quien es experto en el manejo del duelo.

Exprésese, no se reprima:  Para llevar a cabo un adecuado manejo del duelo, es importante que el doliente pueda expresar y liberar todo aquello que siente, nunca reprimir.  Entonces la recomendación es llevar a cabo actividades que permitan soltar aquellas emociones, enfatizó Solano.

La carta terapéutica:  Si los recuerdos de su mamá le generan mucha depresión o tristeza profunda, escríbale una carta donde le exprese sus sentimientos, le recuerde momentos vividos y le cuente las anécdotas que más le hacen recordarla, recomendó el especialista en el manejo del duelo.

Libere sus emociones:  Al concluir la carta, vaya a un lugar especial para usted y ella.  Algunas personas podrían optar por ir al cementerio.  La idea es que queme esa carta como un símbolo de liberación de lo que está sintiendo.  Esa actividad representa el envío de todo lo expresado a ese lugar donde usted crea que está su madre.

Dejar ir:  Otro recurso que también es simbólicamente liberador es ir al cementerio o lugar donde descansa su madre a soltar globos y con ellos, los pensamientos, los sentimientos y las emociones.

Comparta:  Reúnase en familia y conmemore el Día de la Madre recordando todo lo que vivieron con ella.  A veces las personas tienden a evitar este tipo de actividades, pero al contrario, es muy bueno hacerlo en el núcleo familiar, recordando viajes, paseos, regaños, chistes, castigos y demás experiencias que, de alguna forma, al recordarlas, generan un estado de ánimo positivo que siempre va a contribuir con la resiliencia que necesitan las personas durante un proceso de duelo, recomendó Alvaro Solano.

Disfrute de sus recuerdos:  Hágale honor a ella haciendo lo que usted sabe que le hubiera gustado que se hiciera en una fecha tan especial.  Comparta la comida que a ella le hubiera gustado que compartieran en familia, escuche la música que a ella le gustaba y disfrute de sus recuerdos.

El recordarla y hacer lo que a ella le gustaba nunca se debe convertir en un tabú que le haga reprimir pensamientos y sentimientos, todo lo contrario, es necesario expresarlo.

Las redes sociales:  Este es un día donde muchas personas evitan las redes sociales porque se llenan de posteos con fotos de los amigos con sus madres.  Hágalo usted también.  Busque una foto con ella que le recuerde algo bonito vivido por ustedes y permítase atesorarlo en positivo y compartirlo.

Cada duelo es único, pero siempre es importante soltar, liberar, expresar, buscar apoyo terapéutico, rememorar a ese ser querido para ir superando el dolor, la tristeza y depresión.  Hay empresas como La Piedad que tienen programas de responsabilidad social como la Línea 800 Amanece, que busca ayudar a las personas de manera desinteresada.

By Alexander Brenes A

12 años de experiencia dedicado a medios de prensa nacional,Presidente de la Fundación de Medios REDMAI,egresado del Ina en Marketing Digital,Comunity Manager,Actualmente estudiando periodismo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!