Sáb. Dic 3rd, 2022

Respuesta a la señora alcaldesa, Iris Arroyo Herrera tras el correo masivo que envió al personal trabajador de la Municipalidad de Puriscal:

Al honorable personal trabajador de la Municipalidad de Puriscal:
Al honorable personal trabajador de la Municipalidad de Puriscal afiliado a la ANEP:
A la honorable señora alcaldesa doña Iris Arroyo Herrera

Saludos respetuosos, en primer término, a nombre de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

En honor a la verdad, por respeto a cada uno y a cada una de ustedes, en su calidad de personas trabajadoras asalariadas de tan importante institución del régimen municipal costarricense, la Secretaría General de la ANEP que me honro en representar, rechaza, contundentemente, la temeraria afirmación de la señora alcaldesa, doña Iris Arroyo Herrera, en comunicación colectiva que les envío, cuando afirmó que la ANEP «convirtió un bonito ejercio de negociación en un calvario lleno de diferencias y limitados acuerdos». (Entendemos que quiso decir «ejercicio» en vez de «ejercio». Le disculpamos su gazapo). Todo lo contrario. Fue usted, señor alcaldesa, quien acudió a una pésima asesoría jurídica para enfrentar un proceso que, por la sobrada experiencia de la ANEP en la materia, nunca debió complicarse. Nunca quiso usted la actual Convención Colectiva de Trabajo que, finalmente y gracias a la oportuna intervención del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), usted terminó firmando. Por cierto que, a la fecha desconocemos cuánto dinero le costó al erario del pueblo puriscaleño su errónea decisión y no hay mejor momento que éste para que lo hiciera público.

La actitud grotesta, poco cortés, totalmente despectiva hacia la majestad de un acto de democracia social como lo es la firma de un acuerdo obrero-patronal, que exhibió usted, al momento de presentarse a firmar, ayer miércoles 29 de junio, despreciando a los propios trabajadores a su cargo en condición de legítimos representantes obreros, le retrató a usted de cuerpo entero. A nosotros no nos importó que usted invisibilizara a las dos máximas autoridades políticas nacionales de la ANEP presentes en ese momento. Resultó más que obvio que la ANEP no es el sindicato de su agrado (lo cual nos honra muchísimo); y, por el contrario, quedó en evidencia de qué lado están sus preferencias sindicales al punto de que, incurriendo en el tipo penal de Prácticas Laborales Desleales, se encargó de promover la llegada de otra organización «alternativa» a la cual hasta le cedió dos horas de tiempo institucional pagado por el pueblo de Puriscal para que se autopromocionara, lo que mostró ser una poco transparente intentona patronal suya de desplazar a la ANEP como la organización sindical legítima en el proceso convencional. Por supuesto que la persona trabajadora tiene derecho a escoger la organización sindical de su agrado; o no estar afiliada a ninguna; pero fue tan burda su maniobra, señora alcaldesa, para intentar desacreditar a la ANEP que quedó en total evidencia su insano proceder, al acudir a una agrupación espuria en la Municipalidad de Puriscal. En ANEP estamos valorando si debe quedar impune su conducta.

Viera usted que nosotros, en ANEP, sí sentimos una genuina alegría por la firma de la Convención Colectiva de Trabajo. Creemos que el ambiente sociolaboral debe mejorarse sustancialmente a partir de su firma. Termina nuestra comunicación solicitándole que su despacho aúne esfuerzos con la ANEP para enfrentar los dos más grandes desafíos que jamás tuvo toda la historia del régimen municipal costarricense, mismos que son amenazantes concretos de su legendaría autonomía: la entrada en vigencia de la Ley Marco de Empleo Público, el próximo 9 de marzo de 2023 (si algo grande no sucede antes); y la ya en trámite reforma constitucional al artículo 176. ANEP cree que no es nada conveniente que su gestión política, señora alcaldesa, quede sujeta a lo que el Gobierno central de turno le ordene, tanto en materia de recurso humano y gestión de personal (ministerio Mideplan), como en materia presupuestario-financiera (Ministerio de Hacienda). Su autoridad política y la del propio Concejo de Puriscal quedarían radicalmente reducidas.

Con todo respeto, Albino Vargas Barrantes, Secretario General ANEP.

cc.: Honorables señores y señoras integrantes del Concejo Municipal de Puriscal.
cc.: Honorable compañero Lic. Wálter Quesada Fernández, Secretario General Adjunto de la ANEP.
cc.: Honorable Junta Directiva Nacional (JDN), ANEP.
cc.: Honorable prensa local puriscaleña.
cc.: Honorable comunidad del cantón de Puriscal.
cc.: Honorable Junta Directiva Nacional (JDN) de la ANEP.

Prensa Anep

By Alexander Brenes A

12 años de experiencia dedicado a medios de prensa nacional,Presidente de la Fundación de Medios REDMAI,egresado del Ina en Marketing Digital,Comunity Manager,Actualmente estudiando periodismo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!